INDIVIDUOS,PROFESIONALES

Debate: Ser dueño de la Historia Clínica

15 Jul , 2015  

En el debate anterior “salud 2.0 de la teoría a la práctica”, quedo por analizar quien es el dueño de la historia clínica.

hc0-04

Mi opinión es que cada persona debe ser dueña de su historia clínica. Esto es beneficioso por muchos motivos pero también debemos asumir responsabilidades, compromiso y obligaciones.

Creen que estamos preparados para cuidar NUESTRA historia clínica?

Somos realmente responsables con respecto a NUESTRA salud?  

Asumimos el compromiso de realizar acciones preventivas para evitar enfermedades en el futuro?

Algunos datos para analizar el tema.

El artículo 14 de la ley Nacional Nro. 26.529, sobre la titularidad de la historia clínica, expresa que es el paciente el titular de la misma e invita. En el artículo 18, se especifica que los profesionales de la salud, entre otros, en su calidad de titulares de consultorios privados tienen a su cargo la guarda y custodia (de la historia clínica), asumiendo el carácter de depositarios de aquélla y debiendo instrumentar los medios y recursos necesarios a fin de evitar el acceso a personas no autorizadas, por el término de 10 años.

Dicho esto podemos escribir cientos de líneas sobre legislación, derechos, obligaciones, responsabilidades, consentimientos y muchas más otras cosas previstas en esta ley y otras.

Pero no es el foco que quiero darle a este debate, quiero que pensemos si realmente es importante ser dueños de nuestra historia clínica y si somos capaces de asumir esa responsabilidad.

Independiente a las leyes, la actualización de las historias clínicas corresponde a los profesionales de la salud, ya que son ellos los que tienen la capacidad de diagnosticar las enfermedades e indicar los tratamientos. De esto no cabe duda.

Años atrás existía el médico de cabecera o médico de familia, que era un clínico que seguía a la familia registrando todo lo que le sucedía. Cuando era necesario pedía consulta a especialistas y luego de analizar lo dictaminado por estos, registraba dicha consulta y tratamiento. Si bien esa historia clínica estaba en poder del médico, era muy completa. Sólo quedaba en poder de la familia los análisis clínicos, radiografías u otra documentación.

hcBlog-02

En esa época la tecnología era el lápiz y el papel. Todos asumían que la historia clínica era del médico, ya que era quien la actualizaba, guardaba y que solo él debía tenerla. Raramente alguien opinaba lo contrario.

Actualmente el concepto de médico de cabecera se ha perdido y uno recurre directamente a los especialistas y ya no hay alguien que reúna toda la información para poder analizarla en conjunto. Estamos en problemas y varios son las causas.

La primera causa es que no tenemos quien reúna la información en un solo lugar y nuestra historia esta diseminada en varios consultorios de especialistas que obviamente actualizan lo que a ellos les compete y la guardan, pero se pierde la integralidad de nuestra información de salud.

La segunda es que al tener mayor información sobre enfermedades y formas de prevenirlas, muchas veces actuamos sin recurrir a un profesional y entonces nos vacunamos contra la gripe, ante algún síntoma tomamos medicamentos de venta libre, hacemos dietas que alguien nos dijo que era buena o la vimos en internet. Esto queda sin registrar y rara vez se lo contamos al médico porque creemos que no es importante.

La tercera es que la tecnología nos da muchas herramientas para llevar registros de salud, hay relojes que miden la presión, ritmo cardiaco, nivel de oxígeno, APPs donde cargar datos de glucemia, peso, presión, etc.

Como vemos ya no hay una sola persona que actualiza nuestra información de salud sino que se va completando de muchos lados. También observamos que son varios los que necesitan conocer nuestra historia clínica para poder saber nuestra condición y como o por qué llegamos hasta ellos.

Luego de lo expuesto, los invito a responder las preguntas hechas al inicio y les pido que hagan el ejercicio de responderlas pero cambiando el NUESTRA por la de algún ser querido.

Quedarían así:

Creen que estamos preparados para cuidar la historia clínica de nuestros hijos o padres?

Somos realmente responsables con respecto a la salud de nuestros hijos?

Asumimos el compromiso de realizar acciones preventivas para evitar enfermedades en el futuro de nuestros hijos?

Muchas gracias por leer este debate y quedo a la espera de sus opiniones porque va a ayudar a concientizarnos que realmente, prevenir es curar.


7 Responses

  1. Al Sur del Río Bravo, el tema de la HC el debate no debe ser solo la titularidad, sino el uso universal de la Historia Clinica Electrónica (HCE), lo cual dependerá del marco jurídico a escala local, regional y global.
    Otro aspecto coligado a este tema, tiene que con el grado de escolaridad (educación) del titular de la HC, ya que esto determina y condiciona el “derecho” y las “obligaciones” del titular de la HC.
    El modelo asistencial en general y en particular en Argentina, se basa en un modelo asistencia lista y paternalista, esto condiciona el uso y la titularidad de esta HC, que en general se piensa que es del organismo público o privado.
    Como ustedes pueden ver a este debate debo agregar el rol de los profesionales del sector, el cual es básicamente re-activo y no pro-activo dentro de los sistemas (P+P) de salud, lo cual se agrega otro el cofactor de la titularidad de la HC. Lo cual solo tiene importancia cuando entra en conflicto la relación M-P por una disputa legal entre ambos actores sociales.
    Mi programa de gerontoneuroeducacion en uno de sus ejes, tiene como objetivo los derechos y obligaciones de los usuarios del sistema P-P de salud.
    Este programa básicamente tiene como objetivo general la alafabetizacion de la población en general y en particular el segmento de 65a y +, dado que son la “Diana” de intervención en las distintas áreas de mis especialidades.
    La titularidad de la HC es del usuario, pero el/los gestores de salud, tienen la guarda y el cuidado de la misma, el problema es que ni los médicos saben quien es el titular de la HC y menos los verdaderos dueños de la misma: los usuarios del sistema.
    Otro aspecto la seguridad de los datos y la gestión de los mismos, ya que son una parte “apetitosa” del mercado global actual de la información, de la mano del big data o el open data y la Inter-operatividad de los sistemas de salud, como su integración con el sistema privado de salud.

  2. Con Las nuevas Tecnologias y la penetration de Los celulares el acceder y llevar nuestra hc personal es mas Fácil. SI penssamos en cloud biometria celular etc esto es cada ves mas factible

  3. Carlos Sánchez dice:

    Me parece que cada uno debe ser dueño de su historia clínica. En mi obra social sucede que cuando empezas a atenderte con un médico de confianza, justo la obra social le da de baja. Entonces vas cambiando de médico continuamente. Lo ideal en mi caso seria tener mi historial y presentárselo a quien corresponda en el momento. Saludos

  4. Como psicólogo la historia clínica es un elemento sumamente útil de hecho con mis pacientes las trabajamos ellos se las llevan para estudiar las intervenciones realizadas y logros. El asunto es que a fin de evitar la pérdida de la misma le entrego una copia. Llevarla de manera informática es complejo y de hecho en poco tiempo vamos a filmar las intervenciones.
    Respecto de los hijos tengo dos carpetas flotantes junto a la de mí esposa y mía donde colocamos todos los estudios que se le realizan.
    Creo que el proceso de gestión de la historia clínica parte de la formación profesional.

  5. RAÚL CARLOS OLAZAGOITIA Sr. dice:

    1 – ¿La sociedad argentina esta digitalmente entrenada para manejar su historia clínica?
    2 – Hace 30 años conocí un proyecto de una compañía de ambulancias, sobre guardar la historia clínica en una tarjeta con banda magnética. No funcionó porque: Era escasa la población con acceso al servicio de ambulancias, ningún medico tenía PC en su consultorio ni aún en las clínicas, menos un transpoder que le leyera la información de la banda magnética.
    3 – La ley Nacional Nro. 26.529 esta destinada a hacerle creer a la población que “ahora es dueña de su historia clínica” cuando siempre lo fue, sólo que entregársela en momentos en que la alfabetización es más baja y de peor calidad en los últimos 40 años, es como darle un arma a un mono. Es para hacerle creer que esta en la cresta de la excelencia. La realidad es que somos el papel higiénico del mundo, se usa y se descarta.
    Para que esa ley tenga factibilidad pasaran varias generaciones.

    • riss dice:

      Estimado Raúl, gracias por tu comentario.
      La tecnología avanza y es imposible detenerla porque está en la esencia del ser humano de buscar mejoras y beneficios a la calidad de vida (impulsado por hacer negocios, también).

      Como bien decís, parte importante de la población quizás no este en condiciones de aprovechar este modelo, pero cuanto más nos demoremos en iniciar el proceso con quienes si están en condiciones más grande será la brecha que nos separa de los países más desarrollados.

      La telefonía móvil con los aparatos inteligentes esta haciendo parte de ese trabajo. Por eso deberíamos buscar de poner más información en este tipo de tecnologías.

      Te envío un cordial saludo y te invito a conocer nuestra plataforma y nos cuentes que te parece.

      http://www.riss.com.ar

      • Raúl Carlos OLAZAGOITIA Sr. dice:

        Aclaro Raúl Carlos OLAZAGOITIA también es el nombre de mi hijo – no es vanagloria, yo soy el segundo con esos nombres – y conoce en profundidad el tema desde su experticidad en redes informáticas. Por eso tiene mas valor su opinión. Solamente puedo añadir que se está instrumentando la historia clínica electrónica en el Hospital Garrahan y todos parecen monos con navaja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *